INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN

Transmitir la experiencia del arte

Una vida dedicada a la cultura.
/thumbs/39×39/authors/Edgar.png
Edgar Aguirre
“Hay tanta gente talentosa, tantas expresiones aún inexploradas o por lo menos que no están en el radar popular. Creo que mientras eso ocurra la chamba no se va a acabar para mí, porque siempre va a haber gente que valga la pena señalar en el sentido de enaltecerlos, de enaltecer su figura, su trabajo”.

Tania Preciado es una de las comunicadoras y periodistas culturales más constantes y comprometidas con su quehacer profesional en León y la entidad. Indagar, analizar y difundir información puntual y de interés público se ha vuelto un oficio que diariamente desarrolla con gran pasión, mismo que ha venido haciendo en los últimos siete años al ser la imagen que representa el esfuerzo y trabajo del equipo que conforma la división cultural de la televisora del estado, TV4.

Se define como una persona interesada en conocer la gran diversidad de temas que existen en el mundo, especialmente aquellos que tienen que ver con las bellas artes; son su principal motor para investigar, asegura. Perseverante, dedicada, perfeccionista, un poco extrema y obstinada, pero siempre con la valía de la adaptación.

“Siempre puedes aprender del otro y me ha tocado que me demuestren, por lo claro, que lo que yo estaba perfectamente segura y convencida pues ahora tal vez no lo es tanto, y también tengo que entender que las cosas cambian (...) yo misma puedo ser ese sujeto que cambie, el que se transforme; creo que eso es finalmente la trascendencia”.

Nació un 29 de diciembre en León, Guanajuato; capricornio. Sus padres: Angélica y José Refugio, don Cuco; hermana de Mauricio (4 años mayor) e Iván (7 años menor). Una familia con esencias diferentes pero unidos, atentos, cercanos; un entorno de respeto, confianza y apoyo mutuo.

En su familia no hubo una influencia directa con el arte, pero sí recuerda estar rodeada de libros. De pequeña, narra, era fácil impresionarse con las imágenes que se encontraba en las enciclopedias; después llegaría el gusto por la lectura.

Fue en su etapa escolar (desde kínder hasta universidad) donde evidenció su atracción hacia distintas disciplinas: música, teatro, danza, pintura; aunque ello no iba de la mano con su paso por los escenarios y convertirse en el centro de atención, pues asegura ser —aunque parezca extraño— alguien extremadamente introvertida, desde siempre una niña temerosa y retraída: “y lo voy a seguir siendo”, confiesa.

“Todo lo que tuviera que ver con estar frente al público siempre lo odié; entonces ahora es muy paradójico que disfrute tanto estar frente a cámaras, pero llevando otras cosas, o sea, finalmente no soy yo el sujeto, creo que ahí radica el secreto: no vamos a hablar de mí, vamos a hablar de él, de ella, vean qué cosa tan hermosa, vean qué talento, es nada más como que compartirlo, compartir la manera en la que a mí me gusta mucho disfrutar del talento de la gente”.

El arte es su válvula de escape, su amuleto para transformar el temor y pasar a un siguiente nivel expresando y compartiendo. Era tal su gusto que estaba decidida a irse por ese camino, ejecutante y no expectante; su idea era estudiar Artes plásticas en Guanajuato capital, cosa que no sucedió debido a que sus padres no le permitieron abandonar la ciudad. Revisando opciones se encaminó al diseño industrial, pero a poco de realizar su examen de admisión se topó con la currícula de la carrera de Comunicación y encontró materias como teatro, fotografía y cine. Sin más solicitó su cambio y le fue aceptado; así inició su camino profesional.

En 2009, a meses de egresar, fue aceptada en TV4 a través de un programa de gobierno que le apoyaba económicamente mientras colaboraba —y aprendía— con la institución; en 2010 ingresó oficialmente. Programación, edición y posproducción fueron algunas de las actividades previas a la llegada de la conducción, un reto personal que no era tan simple como parecía.

“En uno de los programas de jóvenes estaban haciendo casting, hicieron como un mes y diario pasaba una chava nueva (...) Yo decía «es que porqué no dicen esto o aquello». Me acuerdo que un día estaba en la oficina y dije «bueno, si estoy dice y dice que porqué no lo hacen, por qué no le pasó un día», y ándale que le paso. Ya cuando salí del programa dije «no, está horrible». Chema, el chico de guion, me dijo que había estado súper bien, pero yo estaba nerviosísima. «No, lo hice muy mal», le dije. «No, para nada. Nomás te digo que llevamos una terna y estás entre esas tres, de una vez dime si no quieres para ni pasar tu opción. Ya llevamos estas propuestas, ¿jalas o no?». «Pues, sí, sí jalo»”.

Y en efecto, su determinación la llevó a trazar un camino que —aunque ya no como creadora— seguía ubicando al arte y a la cultura como pieza fundamental de sus acciones profesionales y de su vida misma. En 2016, gracias a su gestión, TV4 retomó una agenda cultural en forma. Entrevistas, cápsulas, reportajes, podcast, coberturas y conducciones en variados espectáculos, ferias, festivales y presentaciones artísticas, tanto para medios locales como nacionales, forman parte de su trayectoria.

Además de informar cabalmente sobre el acontecer del mundo artístico y cultural, Tania busca cambiar perspectivas al compartir experiencias propias, mostrar panoramas cercanos a la gente que transformen su concepto real de cómo disfrutar tal o cual manifestación, desenmarañar la pesada idea de que el arte solo es para unos cuantos.

Su convicción es clara: ser honesta y coherente con lo que comunica. Es una responsabilidad que se toma muy en serio y que ha llevado a la pantalla a través de programas como FascinArte y Por amor al arte, con el apoyo de todo su equipo.

“No se trata nada más de ir tras los artistas de Cervantino, tras los internacionales, tras los que vienen aquí y cobran millones en sus presentaciones, sino también conocer a la gente del gremio, conocer a los creativos, conocer a los gestores y platicar directamente con ellos, yo creo que eso es algo que me ha ayudado mucho a que la gente sienta cercano lo que compartimos.

El arte es nada más esa acción de conocer al otro a través de eso que nos está compartiendo. Un pintor se pinta a sí mismo a través de los paisajes que hace, y así también las obras de teatro nos hablan de las historias que a los actores les llegaron y les llenaron y ahora lo traducen en una representación actoral, y así el canto y la danza. Y todos cargamos con todo lo que hemos visto y aprendido, nada más que no lo vamos diciendo, pero se nota. Yo creo que es eso y tener una constancia y una línea muy clara entre las cosas que son valiosas, no por lo que cuestan, no por dónde se exhiben, sino por lo que son en esencia, que generalmente eso es nada más que el interior, el alma de los creativos”.

Gracias a su constancia, juicio, respeto y admiración, Tania Preciado se ha convertido en referente del periodismo cultural en la región. Fanática de El asesinato en el Oriente Express, del terror, la ciencia ficción, la historia y los cómics; amante de la música desde Bach, Beethoven y Mozart hasta Misfits, Pearl Jam, Iron Maiden, Metallica y Pink Floyd. Es la niña de los plumones, asegura; ha continuado su aprendizaje artístico con clases de violín y talleres de Historia del arte, mantiene cerca un blog de dibujo y sus tejidos con gancho, además colecciona libretas, entre otras cosas.

“Soy mucho de guardar muchísimos detalles, podría decirse que soy acumuladora, porque para alguien práctico todas esas cosas las tienes en tu cabeza y ya, pero a mí sí me gusta conservar esos recuerdos: boletos de los primeros conciertos a los que yo iba de la Universidad de Guanajuato, las Alternativas antes de que fueran revista, que eran panfletos, un tríptico, y los tengo guardados. Es una época que me gusta mucho recordar porque la pasé muy bien y este tema de conservar las cosas y tener como memorias en físico en un lugar especial me gusta, me gusta verlas y siempre regresar a esos momentos”.

Sin duda su labor ha tenido eco en otras mentes y voluntades, pertenecer a una televisora pública con señal abierta y un contenido cultural robustecido ha ayudado a llegar a un mayor público, así como rescatar y difundir historias y formas de expresión; sin embargo, una visión personal tiene mucho que ver para encauzar y hacer buen uso de cualquier tipo de recurso. Para Tania, las posibilidades son infinitas, la motivación incalculable y, aunque son innumerables las experiencias vividas, también las ganas por incrementarlas.

“Me encanta el mundo y me encantaría explorarlo, o sea en su vastedad, sé que aquí hay muchas cosas y, como te decía hace un momento, siguen los artistas, siguen los temas y siguen las propuestas, pero sí me gustaría dar como el salto a descubrir otras culturas, si lo puedo compartir con la gente pues qué padre, si es a través de un canal de televisión, de radio, de internet, no sé, pero sí ir a otros sitios, descubrir a otra gente, encontrar otras culturas…”.

“Desde el momento en el que nos paramos frente a una cámara y nos colocamos un micrófono, nos debemos dar cuenta de cuánto peso tienen nuestras palabras”.

Edgar Aguirre Edgar Aguirre

Comunicador con experiencia en producción televisiva y desarrollo de contenidos sociales y culturales. Se ha desempeñado en áreas de Comunicación y RRPP en asociaciones civiles y empresariales. Aprendiz de poeta y músico.