INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN

Hecho en Guanajuato

La riqueza literaria del estado, una exploración de identidad y talento local
/thumbs/39×39/authors/Silvia.png
Silvia Palacios
¿De qué se escribe en Guanajuato? Esa es la idea principal que llevó a la creación del presente artículo; y la intervención del estado como invitado de honor en la 44 edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, la oportunidad idónea para adentrarse en este contexto.

Históricamente, Guanajuato ha sido fundamental en el surgimiento de la identidad mexicana, ha sido cuna de grandes personalidades que permanecen en la memoria colectiva hasta la fecha, pero ¿qué más esencia tiene para plasmar en papel?

En una revisión rápida por el programa presentado en el pabellón Guanajuato en la FIL Minería (3 de febrero al 6 de marzo), el primer impacto fue saber la cantidad de obras que se escriben en el estado; no cabe duda que hay gran talento que se va forjando camino en las —pocas o muchas— editoriales que existen en la entidad, de estas publicaciones varias pertenecen a instituciones académicas, por ello quizás no es de extrañarse que buena parte del acervo que se crea tiene tintes académicos o históricos, ejemplo de ello fueron Sentido y resistencia en la obra ensayística de Tomás Segovia de Daniel Ayala Bertoglio (Universidad de Guanajuato) o De las narrativas transmedia el diseño de aprendizaje transmedia de Nohemí Lugo Rodríguez (Universidad Iberoamericana León).

El segundo punto a destacar es la cantidad de publicaciones que retoman la vida y obra de personalidades guanajuatenses —artísticas, principalmente—, a las que se le rinde homenaje a manera de análisis de sus obras.

De estos podemos encontrar al menos ocho publicaciones que hacen referencia ya sea a Chávez Morado, Jesús Gallardo, Hermenegildo Bustos, José Alfredo Jiménez, Mateo Herrera, Diego Rivera y más (la mayoría, si no es que en su totalidad, son de artistas masculinos), pero, aunque la mayoría se centra en figuras guanajuatenses, también podemos encontrar textos que abordan el trabajo de Amparo Dávila, Guillermo del Toro y Cervantes.

Quizás ligado un poco con este tema, la identidad es un tema muy presente en la literatura guanajuatense, misma que se plasma desde diversas vertientes, ya sea desde el sector turístico donde se promueven los viñedos y las rutas turísticas hasta la historia de San Miguel de Allende con el libro San Miguel de Allende, su ADN, de Jesús Ibarra (Instituto Allende), o bien, la coexistencia de las comunidades (Historias y tradiciones de mi comunidad, Centro de las Artes de Guanajuato, Alas y Raíces) o la historia del ferrocarril en el municipio de Acámbaro.

En una interpretación superficial, podría decirse que, como en la vida en general, se busca saber de dónde se viene y cómo se coexiste en un punto geográfico llamado Guanajuato, qué nos identifica como sociedad; en llanas palabras saber quiénes somos, y tal parece que plasmarlo en papel es una buena idea para comprenderlo y además dejar testigo para futuras generaciones.

Pero en este afán de conocerse, está también la autoexploración, y la narrativa literaria puede ser una buena herramienta para hacerlo, por eso es que en Guanajuato también se escribe poesía, cuento y novela.

Gorriones
de Ibán de León (Ediciones La Rana), Discurso desde la cama de Paulina Mendoza (Ediciones La Rana) y Los Zentros de Emmanuel Vizcaya (Fondo Guanajuato-Editorial Sindicato Sentimental) son tres poemarios que se presentaron en Minería y que ofrecen un panorama de lo que se está haciendo en el estado en este género, y que es probablemente uno de los más socorridos.

Aunque en menor medida, también se presentaron obras de cuento y relato con exponentes como Sara Muñoz, María Edith Velázquez, Moisés Maldonado, Francisco Andrade, Monserrath Campos Sánchez, Karla Gasca y Mariana Porcelli.

Curiosamente, o al menos en el citado programa de actividades, la novela no es un género muy presente, y aunque no es una sentencia de que en Guanajuato no se escriba mucha novela, quizás sí podría ser un indicador.

Además de estos temas y géneros, en la entidad también se escribe ensayo, también se cuestionan problemáticas sociales, se hace referencia a esa etapa llamada pandemia y, gratamente, también se escribe en tres lenguas.

Este último tema merece punto aparte y una breve reflexión. Flor sin raíz, de Patrick Johansson (Editorial MIQ), es un libro escrito en un formato trilingüe (náhuatl, español y francés), el único libro de este programa que puede presumir de estar elaborado para ser leído en diversas lenguas y contribuir con ello al “fortalecimiento de la diversidad lingüística”.

Sin duda Guanajuato es un estado que tiene un acercamiento al arte y la cultura desde sus entrañas, es una entidad donde se han formado grandes artistas, como lo vimos previamente, pero quizás valdría también la pena apostar por nuevas propuestas literarias, talentos que poco a poco se van haciendo camino y no solo voltear al pasado para analizarlo y retratarlo.

Sin demeritar lo hecho por las grandes personalidades que hicieron eco no solo en el estado sino a nivel nacional e internacional, también es momento de vislumbrar las nuevas propuestas y dejar que las plumas fluyan.

Referencia
Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato. (s. f.). https://cultura.guanajuato.gob...

Silvia Palacios Silvia Palacios

Comunicadora de formación. Ha trabajado en prensa escrita para formatos impreso y web. Actualmente se desarrolla en Comunicación Social. Foodie (por no decir de buen diente), viajera, melómana y entusiasta de la ortografía.