INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN

Soñar, temer y crear

En el arte, las pesadillas han sido motivación para la creación de grandes obras de distintas disciplinas.
/thumbs/39×39/authors/Jorge.png
Jorge Flores
El miedo, el estrés y la angustia pueden llevar a nuestra mente a lugares que no conocíamos y aunque el terreno es escabroso y la experiencia terrorífica, a través de las historia del arte las pesadillas han inspirado obras únicas y memorables.

En el siglo XVIII se creía que las pesadillas eran ocasionadas por monstruos que subían a nuestro pecho mientras dormíamos; Borges decía que estos perturbadores sueños eran grietas al infierno; la medicina moderna las ha estudiado y catalogado en trastornos físicos y mentales; pero independientemente de las causas, esos terrores incomprensibles que nos atacan cuando más vulnerables somos también han encendido una luz en muchos artistas. 

Zdzislaw Beksínski fue un pintor polaco de formación autodidacta que se desarrolló principalmente en el realismo fantástico. En sus obras se retratan escenarios y momentos aterradores, pinturas coloreadas de angustia y miedo, algunas de ellas se mantuvieron sin nombre ya que el mismo autor no logró encontrarles sentido y eso le impidió darles uno. 

Aunque era una persona agradable y de un gran sentido del humor, su vida también terminó convirtiéndose en una pesadilla. En 1998 murió su esposa de manera trágica, al año siguiente su único hijo se suicidó y en el 2005 en su propio departamento, Beksínski fue asesinado por el hijo del portero del edificio donde vivía.

En el marco de la literatura los ejemplos abundan, desde lo más obvio como los relatos de Edgar Allan Poe hasta la popular Misery que nació de un sueño que tuvo Stephen King. Pero una de las pesadillas más influyentes en la historia de la Literatura Universal fue la que tuvo Mary Wollstonecraft Godwin en mayo de 1816.

En ese año, Mary Shelley viajó a Suiza con su entonces novio Pierce Shelley, junto a Lord Byron, John William Polidori y Claire Clairmont; se mantuvieron encerrados en una cabaña algunos días a causa del mal clima. Influenciada por las historias de terror que habían contado sus compañeros y la necesidad de escribir uno ella misma; Shelley despertó una noche con una tétrica idea en la cabeza, Pierce la motivó a convertir ese relato en una novela y bueno, el resto es historia, nació Frankenstein o el moderno prometeo de 1818, una historia gótica considerada la primera novela de ciencia ficción. 

El cine también ha sido lienzo para que las pesadillas cobren vida; cientos de películas las han abordado desde distintos ángulos, pero una de las que más ligadas está a ellas es la obra maestra de Wes Craven: Nightmare on Elm Street de 1984. 

Además de su conocida trama y el onírico monstruo, la relación de esta película y las pesadillas viene de una serie de hechos que ocurrieron a principios de la década de los 80 en Estados Unidos, en los que algunos refugiados Jemer provenientes de campos de concentración de Camboya sufrían pesadillas tan brutales que les impedían dormir, algunos de ellos incluso murieron mientras dormían a causa de ataques al corazón.

Estos hechos le llenaron de ideas la cabeza a un ya curtido Craven, y así el director de cine concibió una película que consolidó al slasher ochentero y le regaló a los amantes del terror un nuevo e icónico villano.

Por último vayamos a la música; bandas como The Cure, Fleetwood Mac o The National tienen canciones que hablan sobre las pesadillas o sueños angustiantes, pero una de las artistas más populares de la actualidad compuso su primer disco inspirada en sueños recurrentes que se convertían en pesadillas e incluso le provocaron parálisis del sueño. 

En el 2019, con solo 18 años, Billie Eilish lanzó uno de los discos más sorpresivos de los últimos años, When We All Fall Asleep, Where Do We Go?, un álbum que además del éxito que la llevó a colocarse como una de las popstars más reconocidas en la industria, tiene el trasfondo de haber sido creado con la inspiración de trastornos con los que la cantante estadounidense sufre desde siempre: pesadillas, terrores nocturnos y parálisis del sueño. 

En una serie de entrevistas que Zane Lowe le hizo a la compositora, Eilish explicó cómo es que esta afectación la acompañó en todo el proceso creativo del disco, un ejemplo de ello es Bury a friend, una de las canciones más populares del disco, la cual habla sobre la parálisis del sueño desde el punto de vista del monstruo debajo de la cama. 

Despertar en la espesa oscuridad de la noche, con el cuello cubierto de frío sudor, la respiración acelerada y la angustiante incertidumbre de lo real y lo soñado son maneras de encontrar inspiración y convertir las horrorosas sensaciones en obras de arte. 

Referencias:

El sofocante peso de la noche: pesadilla vs. nightmare, Magazine Larousse. Recuperado de: https://laroussemagazine.com/el-sofocante-peso-de-la-noche-pesadilla-vs-nightmare/

Borges - Las Siete Noches - 1977, Internet Archive. Recuperado de: https://web.archive.org/web/20140503100528/https://archive.org/details/Borges-LasSieteNoches-1977

Zdzislaw Beksínski y el arte de pintar pesadillas, La Mirilla. Recuperado de: https://lamirillacontenidos.com/zdzislaw-beksinski-y-el-arte-de-pintar-pesadillas/

Zdzislaw Beksínski, HA!. Recuperado de: https://historia-arte.com/artistas/zdzislaw-beksinski

Cien años de Frankenstein: la pesadilla que se transformó en novela inmortal, La Tercera. Recuperado de: https://www.latercera.com/noticia/cien-anos-de-frankenstein-la-pesadilla-que-se-transformo-en-novela-inmortal/

Freddy Lives: An Oral History of A Nightmare on Elm Street, Vulture. Recuperado de: https://www.vulture.com/2014/10/nightmare-on-elm-street-oral-history.html

https://groovyhistory.com/nightmare-on-elm-street-true-story-freddy-krueger

How the Killing Fields of Cambodia Inspired ‘A Nightmare On Elm Street’, The Vintage News. Recuperado de: https://www.thevintagenews.com/2019/01/23/freddy-krueger/?chrome=1

Billie Eilish's 'reoccurring nightmares' inspired her debut album, Express. Recuperado de: https://www.express.co.uk/ente...

Jorge Flores Jorge Flores

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. He trabajado dentro de la narrativa y difusión cultural desde hace más de 10 años, en plataformas digitales, medios tradicionales y proyectos culturales relacionados a la música, literatura y cine. Necio consumidor y creador de productos culturales.